domingo, 13 de enero de 2008

Mi nuevo hogar

Un nuevo hogar me espera y sé que lo hace con sus brazos abiertos… Eso me llena de alegría y esperanza. Esperanza en ese futuro que estoy construyendo para los míos y para mí.

El hogar de toda la vida dejo atrás y con él se quedan tantas alegrías, tantos amores, tanta tristeza por dejarlos atrás…

Ninguna alegría es completa pero esta es la alegría que más me ha hecho llorar y la que se manifiesta justo al lado de una tristeza infinita.

Familia, todos, no duden nunca de cuanto los quiero, de cuanto me duele dejarlos atrás.

Mami, a ti no puedo escribirte, porque el dolor es tan grande que mis lágrimas nublan mis ojos y mi pensamiento… Te amo, mucho más de lo que puedas creer y entender.

Un nuevo hogar me espera y sé que lo hace con sus brazos abiertos… Espero que esos brazos sirvan de consuelo y que siempre me empujen y me ayuden a volver sobre mis pasos para reencontrar lo que atrás dejo.

Un nuevo hogar me espera y lo único que les puedo asegurar es que iré a la conquista de él y dejaré mi huella, plantaré mi bandera…

12 comentarios:

J-oda dijo...

DIOS!

Hace siete años quien buscó fue mi hermano, mi único hermano.

Te leo y se arrugó el corazón.

Te escribo y me "llovizna" el alma.

EXITO QUERIDA!
EXITO!

fitziane dijo...

Hola Nelly,
Pasando por aquí a desearte mucho éxito en nuestro compromiso interbloguero de reducción.

Josianne al primer día y los 77 kilos
Tianjin, China

El Trimardito dijo...

Bueno, la vida nos lleva a dar cambios que llegan a ser inesperados, pero que nos dan una lección de la misma.
sigue adelante, aunque lo que se siente por la familia, nunca va a cambiar.

Saludos!!

Carlota dijo...

Que Dios te acompañe en este nuevo camino y La Virgen te cubra con su manto...
Aquí te esperamos, con el abrazo amarillo, azul y rojo y siete estrellas para iluminar tu vida
Suerte, amiga!!!!!!!!!!!!

Aiglee dijo...

Muchas fuerzas Nelly, todo sea por una vida mejor. Nuestros padres siempre trabajaron para darnos una vida mejor, ahora es nuestro turno por nuestros hijos, y ellos lo comprenden.

★ Gabriela ★ dijo...

Ayyy mi Nelly la Nellyciosa yo te entiendo ASI de grandotote...cuando deje a mi madre querida sentí como que me moría...jamás he sentido un dolor igual!!! antes del viaje vomité una semana entera de la angustia q sentía...
Pero ahora, despues de casi dos años y viendo mi presente y mi futuro me siento tranquila por ella y por mi...no sientas miedo...vive este momento...abraza a tu gente dile cuanto los quieres....tu tienes la gran fortuna de estar mas cerquita y hasta ya tienes planeado volver a Venezuela en navidad....na'pelusa o sea....
Llora, escribe, desahogate....

Muchos besos!!!

Anne dijo...

por eso es que uno quiere tanto a la gabriela...

pero vente nelly aqui hay mucho pa ti y pa uds... es maravilloso, no mires pa tras.

Nelly dijo...

Que bellos todos!!!
Cada una de sus palabras me han llegado al alma y la han acariciado y eso se siente muy rico saben... Sobre todo en momentos de "llovizna", J-oda.
Tri, yo "espero" que nunca cambie lo que siento por mi familia, porque esos sentimientos alimentan mi alma.
Carlota, aquí y en Pequín (donde sea que mi cuerpo esté), el amarillo, el azul y el rojo con sus 7 estrellas siempre me iluminaran, gracias!!!
Aiglee, precisamente, mi hijo y su futuro son quienes me dan la fuerza para todo ésto.
Gabriela, qué linda!!! Por vivir el momento, "Lloro, escribo, me desahogo".
Anne, sé que hay cosas maravillosas que me esperan, y tú me has mostrado muchas, pero sabes qué? Creo que nunca podré dejar de mirar hacia atrás, eso me hace ser quien soy...

Anónimo dijo...

De leer se me arruga el corazon, pero es muy cierto el futuro de nuestros hijos bien vale el sacrificio. Mucha Suerte !

Francia.

Paqui dijo...

Querida Nelly, no te preocupes, imagino que del viaje que hablas, es porque tienes que separarte de la familia. Ella siempre estará en cualquier lugar que estemos porque a la familia y a los seres queridos, los llevamos en el corazón.
Yo llevo 5 años a 8000km de mi familia y pienso que estamos mucho más unida. Mi pena fue que uno de mis hijos quedó atrás al no venir y no he podido disfrutar todos estos años de él, pero no por eso no está en mi corazón y nos queremos con locura. Ahora estoy con él disfrutando estos días y soy la mujer más feliz del mundo.
Animo y un besazo de corazón

Gus dijo...

1. Qué bien!!!

2. cuándo llegas?

3. Escríbeme, chatéame por gmail, tal vez pueda ayudarte con algo...

4. Gracias por comentar en el blog de fotos. Sabes, en el del MUSEO puedes VOTAR una fotico, la que más te guste! (ver post nro. 1).

Un beso!

Genín dijo...

Ánimo Nelly !!
Menos mal que el sufrimiento de dejar lo que tanto amas atrás, es compensado por la esperanza en el futuro.
Y como dice Gabri, estás cerca de Venezuela.
No tiene porqué ser un viaje sin retorno.
Un día, tu lo decidirás con los tuyos en su momento.
Este viaje, siempre, pase lo que pase, te va a enriquecer.
Salud, Genín